Día: 13 septiembre, 2017

El Método Lean Startup y sus implicaciones para la investigación de mercados

Lean Startup

El método Lean Startup es la manera de la manera de concebir, fabricar y lanzar nuevos productos al mercado de manera más ágil, disminuyendo riesgos y costos. A continuación explicamos porque esta metodología ha aumentado su popularidad para implementar nuevos modelos de negocios exitosos. Consideraremos la inteligencia o investigación de mercados en la aplicación del ejercicio tomando en cuenta las variables más importantes: hipótesis, problema de la hipótesis y la manera en que se resolverán los problemas identificando pivotes a través del modelo de negocio.

El fracaso es esencial para el éxito

Creada por Eric Ries en 2008 basándose en su experiencia con startups de Silicon Valley, esta metodología busca reducir el tiempo y los costos a la hora de crear empresas utilizando la validación de hipótesis y la experimentación. Lean se define como el beneficio que se proporciona al consumidor, si este no existe entonces no tendrá el éxito deseado.  Para la metodología Lean Startup los fracasos son aprendizajes muy valiosos si se saben aprovechar.

El nombre Startup parte de la base que es importante cuestionar nuestros supuestos sobre el consumidor y sus necesidades, por lo tanto, es necesario comprender al consumidor para encontrar vacíos que aún no han sido llenados en el mercado.  El método de Lean Startup consta de 3 etapas fundamentales: diseño, medición y aprendizaje.

El primer paso en el proceso del diseño es plantear una hipótesis, así se reducirán los tiempos de planificación ya que este va a ir siendo resuelto en diagramas que muestren de una forma visual el camino que va a ir tomando la empresa. Tenemos que tomar en cuenta que se requiere de un producto mínimo viable y de tener una métrica relevante para determinar la validez de nuestras hipótesis.

Al poner en práctica la estrategia, las hipótesis que resulten erróneas, nos obligan a pivotear o modificar la idea inicial, estableciendo así una alternativa que se acerque a la estrategia óptima. Así esperando que el mercado sea el que guíe nuestra estrategia y no la que se había planteado originalmente.

Esta metodología tiene la ventaja que al ir aumentando el conocimiento del mercado se invierten menos recursos ya sea tiempo o dinero en una primera fase la cual es aprendizaje y prueba de la idea, ya sea mediante una exploración del consumidor, mediante experimentos y pruebas de comercialización.

Hay que recordar que cada etapa del desarrollo de cliente es reiterativa: una startup fracasará varias veces antes de encontrar el aproximamiento correcto. El tercer y último pilar del Lean es el desarrollo ágil originado en la industria del software. El desarrollo web ágil (agile development) trabaja mano a mano con el desarrollo de clientes, elimina el despilfarro de tiempo y lo sustituye por desarrollo de producto incremental.

En contraste con el desarrollo de producto tradicional, el desarrollo ágil construye productos en periodos cortos y repetitivos. La startup produce el Producto Mínimo Viable (que sólo contiene las funcionalidades y características clave) y lo reconstruye con la retroalimentación de los consumidores.

Implicaciones para la investigación de mercados

La metodología de Lean Startup ha puesto en predicamento a la investigación de mercados tradicional que usualmente requiere de grandes presupuestos, muestras muy grandes y largos tiempos de ejecución para un proyecto. Incluso hay quien ha dicho que la investigación de mercados está muerta. Nada más lejano de la realidad.

La investigación de mercados puede aportar muchos insights y retroalimentación que pueden apoyar a las empresas en su proceso de innovación, usando técnicas tradicionales y nuevas de investigación de mercados. La palabra clave en este tema es el trabajo en equipo entre el equipo creativo de las empresas y sus agencias de investigación de mercados para realizar validaciones de hipótesis de forma más ágil, eficiente y a bajo costo.

Para probar las hipótesis se pueden aplicar las técnicas tradicionales de investigación de mercados como la investigación cualitativa y cuantitativa, ya sea mediante entrevistas o encuestas a potenciales usuarios, proveedores y partners para obtener una retroalimentación de todos los elementos de nuestro modelo de negocio.

La investigación de mercados se deberá realizar cuando el valor de la información que se va a obtener es mayor a los costos que esta implica. Se tienen que establecer procedimientos que cuantifiquen la información que se espera obtener, así como los costos del proceso de la investigación de mercados. Aunque en la mayoría de las investigaciones se obtiene información cuyo valor supera los costos, en algunos casos llega a suceder lo contrario y se obtienen reportes deficientes.

 

Puedes conocer más acerca de este método en el siguiente video: